MODELO PEDAGÓGICO ADOPTADO POR EL SEADEA
La Educación mediada por la tecnología ha logrado diluir los límites de la distancia, generando espacios de interaccián para la construcción colectiva del conocimiento. La Educación a Distancia plantea constantes desafíos técnicos y pedagógicos: los roles de los profesores, los alumnos y el personal de apoyo deben adaptarse a los nuevos entornos. Para poder desarrollar convenientemente este nuevo enfoque pedagógico, el SEADEA buscó diseñar un ambiente académico en el cual el alumno se sienta motivado, orientado y conducido en el proceso de su aprendizaje; evitando, por un lado las sensaciones de aislamiento y logrando por otro, fuertes lazos basados en un profundo sentido de pertenencia al proyecto educativo, a través de la participación y la interacción entre todos los actores del proceso.
Responsive image
¿CÓMO ES NUESTRO MODELO EDUCATIVO?
Nuestra propuesta pedagógica se centra en la figura de un alumno activo, que interpela, interactúa e investiga en contacto con sus pares, con sus profesores y con el tutor que lo acompaña propiciando una relación empática y de confianza. Desde este enfoque pedagógico, los alumnos no son meros receptores pasivos de información, sino que deben resolver situaciones problemáticas contextualizadas utilizando para ello los contenidos de aprendizaje. El docente se convierte en facilitador del conocimiento, orientando al alumno en el camino de investigación y de interacción con los materiales, con los compañeros y con la realidad que lo circunda. La estrategia pedagógica que funciona como pilar en este modelo educativo es el aprendizaje colaborativo.
¿QUÉ ES EL APRENDIZAJE COLABORATIVO?
El aprendizaje colaborativo es una estrategia pedagógica que rompe con la estructura clásica de las concepciones educativas tradicionales. En este modelo, el concepto fundamental es la interacción. El conocimiento ya no es considerado un constructo estático e inamovible que debe transmitirse y recibirse, sino que se irá construyendo a partir de una constante interacción en diferentes dimensiones: entre el alumno y los materiales didácticos, entre el alumno y los profesores/tutores y entre el alumno con los otros alumnos. Nuestra plataforma educativa es la herramienta tecnológica que contribuye, por sus características de multidireccionalidad e interactividad, a un diálogo fluido entre todos los actores del proceso educativo. Esta comunicación multidireccional es, precisamente, la que permite lograr una retroalimentación permanente entre docentes y alumnos. En este contexto educativo podríamos hablar, entonces, de una verdadera comunidad virtual de aprendizaje.